Más México

El árbol de la Noche Triste: entre historia y leyenda

El famoso ahuehuete que se encuentra en lo que ahora es la colonia Popotla ha sido conocido como El árbol de la Noche Triste por muchos años

Probablemente uno de los períodos de la historia mexicana que más conocemos es el de la conquista. Grandes tlatoanis que hoy le dan nombre a calles, avenidas y recintos; al igual que legendarios lugares cuya historia seguimos recordando. Uno de los mejores ejemplos de esto es el conocido árbol de la Noche Triste; que se encuentra sobre la calzada México – Tacuba.

A pesar de que existen varias versiones; todas coinciden en que el inicio de esto llegó con la matanza de Toxcatl, en la que un grupo de invasores aprovechó que los mexicas no tenían armas. Por supuesto, esto enfureció a la población; que buscando liberarse, sitió a los españoles en el Palacio de Axayácatl.

Según los textos de la época; en el Palacio, los invasores encontraron un enorme tesoro conformado de distintas piezas de oro, bronce y otros materiales valiosos. Con la intención de ahorrar espacio; fundieron las piezas hasta conseguir varios lingotes, mucho más fáciles de transportar.

Así, durante la madrugada, los españoles escaparon con el tesoro a cuestas, pero fueron descubiertos. Se dice que una mujer que estaba recolectando agua fue quien los vio y dio aviso a su pueblo.

Por supuesto, no los podían dejar escapar. Rápidamente, el ejército mexica les dio alcance y los derrotó.

Mucho tiempo se ha creído que el tesoro de los tlatoanis es el que les impidió alejarse; pues ni siquiera los mismos gobernantes mexicas podían tocarlo, solo multiplicarlo. Los más supersticiosos afirmaban que era un tesoro maldito. El hecho de no hallar rastro de él durante años posteriores ayudó a perpetuar la leyenda.

Al saber que más de la mitad de sus soldados habían perdido la vida, y que no podrían llevarse el tesoro, Cortés se sintió abrumado. Aunque no existen textos o evidencias que aseguren que lloró al pie de un ahuehuete específico, esta versión es la que ha prevalecido con el tiempo.

Una vez consumada la Independencia, el árbol, ya con siglos de antigüedad, fue cercado para su preservación. Pero a pesar de ello, el ya conocido árbol de la Noche Triste fue víctima de un incendio en la década de 1980, a 460 años de la noche en que Cortés lloró bajo su sombra.

Más recientemente, en marzo del 2021, se anunció que el nombre tanto de la plaza como del árbol mismo, cambiarían el adjetivo de Noche Triste por el de Noche Victoriosa. Esto generó reacciones diversas entre la población, pues es un nombre que lleva siglos utilizándose; aunque muchos afirman que siempre debió llamarse así.

Natalia E. Avendaño

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.