.
menu
close

El año en el que Quetzalcoatl se convirtió en Santa Claus

Escrito el 30 noviembre, 2017

el ano en el que quetzalcoatl se convirtio en santa claus

Corría el año de 1930 cuando en México se decretaba que Santa Claus debía desaparecer…

¡¡Alarma!! ¿Por qué se le declaraba la guerra a la figura bonachona e inocente de la Navidad? ¿De qué crimen se le culpaba?, la población se preguntaba atónita.

Ningún crimen y ninguna mala acción eran los responsables para tal acción, lo cierto es que el amable panzón era considerado por el Presidente en turno, Pascual Ortiz Rubio, una figura antagónica a las tradiciones mexicanas. Habían pasado 10 años de una Revolución que había cimbrado al país entero, una guerra que además de caos había dejado a su paso unas ganas infinitas de exaltar el sentimiento patriota y los valores de esta gran nación.

El Porfiriato trajo consigo a Santa Claus y muchas tradiciones extranjeras, y ante la premura de dejar atrás todo ese pasado, Ortiz Rubio tomó una drástica decisión que a muchas personas les pareció risible… Quetzalcoatl, uno de los dioses más importantes de la cultura mesoamericana, sería el nuevo “Santa Claus”.

El 27 de noviembre de 1930, El Universal, publicaba una nota titulada “Quetzalcóatl será el símbolo de la Navidad en nuestro país”. El escrito hacía referencia a los deseos del gobierno por retomar las raíces indígenas en las fiestas decembrinas, la idea fundamental era regresar a lo prehispánico, a esa unidad por la patria que el indigenismo producía.

el ano en el que quetzalcoatl se convirtio en santa claus

 

Les salió el tiro por la culata

Poco después del anuncio, aparecieron las opiniones en contra de la medida presidencial, una mujer preguntaba en una carta: “¿Vamos a acostar a Quetzalcóatl en el pesebre y a rezarle en idioma náhuatl?” Algunos investigadores argumentaban que dichas críticas y rechazo a la nueva figura navideña eran lógicas, “una tradición no se impone por decreto presidencial…”

Las protestas no influyeron, la decisión estaba tomada. Pero el gobierno en turno se enfrentaba a otro problema, la caracterización del dios mesoamericano. Era un hecho que no se representaría como una serpiente emplumada, imagen con las que las culturas prehispánicas identificaban a dicha deidad, por ello debían buscarle una nueva imagen. 

De hecho, la figura que usarían, resultaba muy semejante a Santa Claus o a algún Rey Mago. Se le mostraba como un hombre barbado, rubio y ataviado con un moderno atuendo.

¿Quién era Quetzalcoatl?

el ano en el que quetzalcoatl se convirtio en santa claus

Es considerado como el dios principal del panteón prehispánico, su nombre parte del náhuatl y significa “Quetzal”, ave de hermoso plumaje y “Coatl” que quiere decir serpiente, derivando en lo que comúnmente se conoce como la “Serpiente Emplumada”. Esta deidad emplumada representa la dualidad inherente a la condición humana: la ‘serpiente’ es cuerpo físico con sus limitaciones y las ‘plumas’ son los principios espirituales.

Cuenta la leyenda que al finalizar la creación del mundo, los dioses y humanos vivían en armonía y todos eran felices a excepción de Quetzalcóatl. Éste se sentía molesto por el papel subyugado que tenían los humanos. El dios adoptó a la condición humana y les compartió el conocimiento y el arte de los otros dioses.

Quetzalcóatl se estableció en el Tollan, lugar que actualmente se encuentra en el estado de Hidalgo.  La ciudad se rápidamente se llenó de abundancia y prosperidad. La Serpiente Emplumada les enseñó, entre otras cosas, el cultivo del maíz, la escritura, el teñido de algodón y a trabajar el jade, la obsidiana y el oro.

Todo parecía un cuento de hadas hasta que el hermano de Quetzalcóatl, Tezcatlipoca, arrastrado por la envidia se apareció en el Tollan vestido como un anciano y pidió reunirse con el señor de la ciudad. Le obsequió una punta de maguey bañada en pulque, el dios serpiente fascinado por el sabor de la bebida, tomó sin control hasta que quedó embriagado.

Bajo los efectos del alcohol mantuvo relaciones sexuales con Quetzalpétlatl, sacerdotisa de su culto. Al percatarse de la deshonra y consumido por la vergüenza, se marchó hacia el mar donde construyó una barca hecha de serpientes en dirección al Sol. No sin antes prometer su regreso para vengarse de su hermano. La fecha paradójicamente coincide con la llegada de los españoles  a Tenochtitlán.

La apariencia física de los viajeros del Viejo Continente era muy similar a la descripción que se había hecho de Quetzalcóatl en los códices, por lo que fue fácilmente confundido por los Aztecas. El resto es historia…

El día que la Serpiente Emplumada estuvo en el estadio

el ano en el que quetzalcoatl se convirtio en santa claus

En el último intento del gobierno por afianzar la nueva imagen navideña, se organizó un evento el 23 de diciembre de 1930 en el Estadio Nacional. En el centro del escenario se montó una pirámide gigante y a la rodeaban hombres con indumentaria azteca realizando danzas y rituales en honor al dios.

Entre 10 y 15 mil niños vieron con asombro al moderno Quetzalcóatl, quien antes de subir a su templo realizó con respeto los honores durante el Himno Nacional en presencia de la Cruz Roja, el cuerpo diplomático, el gabinete gubernamental, el Presidente y su esposa. Al día siguiente los rotativos concluyeron: “Quetzalcóatl, tipo legendario mexicano con el que se trata de sustituir al símbolo de Santa Claus ayer hizo la delicia de muchos chiquitines al presentarse en el Estadio Nacional repartiendo dulces y juguetes.”

Al año siguiente, todo quedó en el olvidó. El gordito bonachón vestido de rojo recuperó su preponderante papel en la Navidad. En 1931, Santa Claus llegó con más fuerza y de la mano de Coca Cola se internacionalizó su imagen en las fechas decembrinas.


Daniela García

Echa el chal con nosotros