Más México

Desastre ecológico, ¿quién paga las consecuencias? #Opinión

Aproximadamente 3 mil litros de ácido sulfúrico llegaron al Mar de Cortés el pasado 9 de julio, según un comunicado de Grupo México. Lugar, que, por cierto, es hogar de la vaquita marina, una especie que está por desaparecer.

Este desastre ocurrió en la Terminal Marítima de Guaymas por el fallo de una válvula de las tuberías de Grupo México. De acuerdo con el comunicado, el percance fue alrededor de las 3 de la tarde y se controló rápidamente. La empresa avisó a la Administración Portuaria Integral de Guaymas (API) y a la Marina. Y tras evaluar la zona, se confirmó que todo estaba bajo control y que no hubo lesionados. Por lo que decidieron no activar el plan de emergencia.

Asimismo, declaran que ya entraron en contacto con las autoridades ambientales para determinar los daños. Y el poder ejecutivo señaló que la SEMARNAT ya está investigando.

Pero algo es seguro, Grupo México debe hacerse responsable. Ya tiene antecedentes que podrían causarle la revocación de su licencia para explotar recursos naturales.

¿Te lo perdiste? “Plantar árboles, urgencia de salud pública”

¿Qué pasa con Grupo México?

No es la primera vez que sucede algo así. En 2014, Grupo México derramó 40 mil metros cúbicos de cobre acidulado en los ríos Sonora y Bacanuchi. Así como 700 toneladas de metales tóxicos. Este hecho afectó a siete municipios. Por eso, es considerado como la peor catástrofe ambiental en la minería del país.

Aun así, Grupo México inició la construcción de una presa cerca de Bacanuchi. Por lo que grupos ecologistas denuncian que fue contra sus derechos. Pues nadie se preocupó por preguntar previamente a la población, que todavía no se repone del derrame de hace 5 años.

Forbes

Por lo que, con este nuevo desastre, la indignación de la población y algunas autoridades se hizo presente. Todavía más porque videos y reportes locales aseguran que fue mayor cantidad la que se derramó y que sí hubo lesionados.

Algunos políticos y pobladores consideran que las sanciones o multas deben ser más severas con la empresa. Y exigen la revocación de la licencia de Grupo México.

Vaquita marina en riesgo

El ácido sulfúrico llegó al mar. Este material provoca lesiones externas e internas en los animales, reduce el pH de los océanos y mares, lo que podría desequilibrar el orden biológico de diversas especies.

El Mar de Cortés es una región con gran biodiversidad, declarada como Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad en 2005. Es la zona donde la ballena gris llega a reproducirse y donde viven cientos de aves marinas y terrestres. Además, es hogar de pequeños moluscos, reptiles, peces y mamíferos; así como de muchas especies protegidas. Tales como la ballena azul, la ballena jorobada y la vaquita marina, de la que quedan solamente 10 ejemplares.

foodandtravel

Increíblemente, a principios de mes anunciamos que su hogar entró a la lista de Patrimonio Mundial, como una medida para protegerla. Y ahora con este derrame no sabemos qué podría pasar.

Por lo tanto, exigimos al gobierno e instituciones que se realicen investigaciones a profundidad, pero, sobre todo, con mucha honestidad. De igual forma, exigimos que no quede impune el caso y se apliquen las sanciones correspondientes. Tanto en este caso de Grupo México como con aquellas empresas que provoquen daños ecológicos.

En verdad esperamos que este desastre no afecte a los pobladores ni a nuestros preciados animales marinos, quienes terminan pagando las consecuencias.

Foto Principal: julioastillero.com

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.