Más México

Déjate atrapar por los atractivos naturales de Nombre de Dios

Nombre de Dios es un municipio que se encuentra a 50 minutos de la capital de Durango,. Recientemente fue nombrado Pueblo Mágico, así que es un sitio que pronto debes ir conocer. Porque está llena de historia al ser una de las localidades más antiguas del estado.

Pueblito con siglos de historia

En 1555, Fray Jerónimo de Mendoza, sobrino del primer virrey de América llegó hasta un lugar que llamó el Ojo de Agua de los Berros, cercano a Nombre de Dios. En donde celebró la primera misa junto a Fray Jacinto de San Francisco para evangelizar a los habitantes. La misión era en ‘Nombre de Dios’ y es así como se le queda el nombre a este poblado.

Posteriormente, este primer sitio se cambió hacia San Francisco del Malpaís. Junto al cual se estableció la villa española de Nombre de Dios, fundada oficialmente en 1562. Este lugar era considerado la puerta de la evangelización del norte de México.

En sus bellezas naturales resguarda El Saltito, tiene tres cascadas que caen a una altura de 20 metros de altura aproximadamente. En época de lluvias se puede observar lo potentes que fluyen. Te encontrarás con un paisaje inigualable, pues en la orilla del río Mezquital encontrarás como las raíces de los árboles abrazan el suelo formando grandes cortezas de madera.

Además, este paraje ha sido escenario de las películas: Los cañones de San Sebastián, El Tunco Maclovio y la Máscara del Zorro. Para llegar aquí debes tomar la carretera federal 45 en dirección a Nombre de Dios, y tomar el desvivo en el kilómetro 43.

Entre construcciones antiguas

Después continua tu ruta al municipio y conoce sus construcciones antiguas. Como El ex convento de San Francisco construido en adobe en el siglo XVIII, actualmente está en ruinas. Pero todavía se puede apreciar sus torres con nichos; la capilla de Jesús Nazareno; el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. También la ermita de la Purísima Concepción y la parroquia de San Pedro Apóstol, ubicada frente a la plaza principal.

Por otra parte, sus calles coloniales te conquistarán al recorrerlas y descubrirás que esta comunidad se dedica a la elaboración de Mezcal artesanal. Si eres de garganta poderosa debes probarlos.

También preparan vinos frutales de membrillo, uva, granada, chabacano, durazno, manzana y varios sabores más. Al igual que realizan dulces cristalizados como el dulce de calabaza, dulce de biznaga, dulce de chilacayote, cajeta y conservas de diferentes frutas.

Finalmente, en la comida no debes irte sin probar sus deliciosas gorditas de asado rojo, chicharrón y picadillo.

Maravíllate por su esplendor y por todo lo que tiene que ofrecer Nombre de Dios, puede ser tu próximo destino para conocer el próximo año.

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.