Más México
Códice Dresde de los Mayas

Códice Dresde, documento milenario que revela la sabiduría maya


El Códice Dresde, también conocido como Codex Dresdensis, es uno de los tres manuscritos mayas más importantes que existen. Pues según algunos investigadores, es uno de los libros más antiguos que se tiene en toda América.

Sus hojas de papel amate cubiertas de cal datan del siglo XI, y se piensa que el código es una copia de un texto que se escribió entre 300 y 500 años antes. El códice está conformado por 39 hojas pintadas y escritas por ambos lados, con una medida de 20.5 por 9 cm.

Códice Dresde 1
Especial

Pero en un principio, el documento original se encontraba dividido en forma de acordeón. Siendo un único pliego de una longitud que abarcaba aproximadamente los 3 metros y 56 centímetros.

Chécate esto: ‘El tequila al rescate de los murciélagos en peligro de extinción’

El Códice Dresde, jeroglífico maya con sello de autenticidad

Se considera, entre los tres códices existentes (junto con el de Madrid y de París), como el más importante y el más bello de los manuscritos mayas. La claridad de los trazos y la calidad de los textos es diferente a cualquier otro. Además, es uno de los más completos y legítimos entre todos ellos. Las pinturas y los glifos están cuidadosamente plasmados, y se cree que posiblemente se realizó por ocho escribas distintos.

Entre todos los temas que alberga, el códice Dresde tiene un calendario que muestra todos los dioses que conforman el panteón maya, qué día influyen y qué asuntos ancestrales atiende cada uno. Por otro lado, hay temas que se enfocan en las festividades rituales, en diversas actividades astronómicas y en los detalles numéricos del sistema maya.

Códice Dresde 2
Especial

Las secciones principales están dedicadas a la deidad lunar y a un calendario de Venus. También encontramos una serie de fechas calculadas a partir de los números registrados dentro de las ondulaciones de los cuerpos de las serpientes.

Como ves, su calendario y en general su cosmovisión, tenía un grado de complejidad que hoy por hoy, nos cuesta trabajo entender.

La historia de su rescate

Su rescate aún es desconocido. Se cree que Hernán Cortés lo envió a Madrid como un regalo al Rey Carlos V y que viajó desde esa ciudad a Viena, permaneciendo ahí hasta el año 1973. Posteriormente, fue descubierto por Johann Christian Goetze, encargado de dirigir la Biblioteca Real de Sajonia en Dresden.

Sin embargo, el libro pasó desapercibido por 70 años, hasta que el explorador prusiano Alexander Von Humboldt lo dio a conocer en una de sus publicaciones. En ella, incluía reproducciones de algunas de las páginas del códice.

Desgraciadamente, durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad de Dresde sufrió varios bombardeos. Este hecho provocó que el libro tuviera daños irreparables en 12 de sus páginas.

Códice Dresde 3
Especial

¿Pero, cuál es su importancia?

Su importancia estriba en que fue a través del Códice Dresde que se pudieron descifrar los mensajes y significados de los glifos que no sólo aparecen en los textos, sino en todos los murales y basamentos mayas. Los glifos son símbolos de la escritura maya y más de 400 fueron revelados gracias a este documento. Gracias a él, se nos aclaró aún más como funcionaba una de las culturas milenarias más importantes del mundo.

Actualmente está resguardado en la Biblioteca del Estado de Sajonia, en la ciudad de Dresde, Alemania.

¿Te gustó este artículo?

En Más México contamos con un gran equipo de profesionales que buscan llevarte a ti, la mejor información y contenidos más actuales de México de manera positiva. En estos tiempos difíciles, tu apoyo en muy importante para nosotros. Con tu aportación, sea cual sea el monto, nos ayudas a seguir mostrándote lo maravilloso que es este país. Y, al mismo tiempo, contribuyes a darle difusión a la gente que con su talento hacen un México mejor. Porque #TodosSomosMásMéxico #TodosSomosPepePérez #ConsumeLocal

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.