Más México

Cascada de Basaseachi, un espectáculo a través de sus aguas

No nos vas a dejar mentir, México es tierra de la vida. Sus espacios naturales son una mezcla de belleza y esplendor que enamora a cualquier local o visitante. Los impresionantes escenarios que nuestro país alberga sobresalen de cualquier otro lugar, y ninguna fotografía les hace justicia. Si estás dispuesto a sorprenderte con sus increíbles vistas, no puedes dejar de visitar nuestra recomendación del día de hoy, la Cascada de Basaseachi.

¿Te lo perdiste? “Playa Chacagua, te espera con sus paisajes de ensueño”

Un atractivo imponente

Esta hermosa cascada se encuentra en el estado de Chihuahua cerca del municipio de Ocampo. Y se caracteriza por ser la cascada más alta de América y la vigésima primera a nivel mundial. Su altura es tal, que converge con la Sierra Tarahumara. El nombre de la cascada proviene del dialecto rarámuri que significa “cascada y lugar de coyotes”.

Su sonido es imponente, esto se debe a que la fuerza de sus aguas cae a más de 270 metros de altura. Durante el trayecto de caída, sus aguas se fusionan con la cascada de Piedra Volada. Misma que cuenta con más de 500 metros de altura. Al finalizar todo el trayecto, la cañada de Abigail complementa todo el complejo acuífero.

Caída que se mantiene

Su historia tiene una gran tradición y está plagada de diferentes leyendas. Pero la más conocida surge en la época colonial. En ese entonces, se dice que una hermosa joven se lanzó a la cascada por amor, quitándose la vida e imprimiendo sus lamentos en las aguas de este lugar. Pues, un brujo al verla caer, transformó su caída en esta cascada.

magzter

Además, este sitio goza no sólo con increíbles vistas, sino de varios lugares de esparcimiento, que se vuelven perfectos para una salida familiar. A unos pocos pasos de la cascada se encuentra el Parque Nacional Cascada de Basaseachi, hogar de distintas especies protegidas como aves, árboles y flores. Su extensión tiene más de mil 803 hectáreas en las que podrás caminar, relajarte y encontrarte con la naturaleza. Si eres de los que prefiere quedarse a admirar la cascada, aprovecha los miradores que tiene, estos harán que no te pierdas ni un ángulo de su inmensidad.

Aprovecha tu visita, y recorre los pueblos mágicos que se encuentren cerca, no olvides que tu consumo mantiene vivas sus raíces.

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.