Más México

Borrachitos, dulce con piquete orgullosamente mexicano

Nuestro país está conformado por colores y sabores vibrantes. Lo mismo pasa con nuestros dulces típicos, contamos con una gran variedad de ellos. Pero uno de los más famosos y que nunca pueden faltar en los locales dedicados a este maravilloso oficio son los borrachitos.

Este delicioso dulce de suave consistencia, está hecho con harina, un relleno envinado y muchísima azúcar. Los sabores son variados, hay de limón, piña, fresa y hasta de rompope. Su origen es orgullosamente poblano y sin duda, ese característico toque de licor les otorga un increíble sabor y, por supuesto, su nombre.

Chécate esto: ‘Habanero, el chile más picoso de México #DenominaciónDeOrigen’

Un dulce histórico

Como muchos de nuestros postres, se dice que los borrachitos nacieron de la creatividad de las monjas, en los conventos de Santa Clara y Santa Rosa. Su creación surgió en la época de la colonia y fue legado de las fusiones gastronómicas que se dieron entre los españoles y los indígenas.

Borrachitos, dulce típico mexicano
Más de Mx

Sin embargo, al principio, su consumo era limitado, pues se entregaban sólo a los benefactores que contribuían a la iglesia como muestra de agradecimiento. Más tarde, debido a su gran aroma e impactante gusto, los benefactores se dedicaron a venderlo y así, se difundió en todo el país.

Una gomita azucarada con un toque especial

Su nombre lo dice todo. Algunos aseguran que comer más de veinte dulces te puede hacer sentir mareado y muy, pero muy feliz. Lo mejor es que puedes compartirlo con la gente que más quieres.

Actualmente, los borrachitos son considerados uno de los postres y dulces más emblemáticos de la ciudad de Puebla. Si se te antojó, no te preocupes, te dejamos la receta:

Ingredientes:

1 litro de agua
1 taza de azúcar
40 gramos de grenetina
Saborizante artificial del sabor que quieras
Colorante
1 taza de fécula de maíz
Ron

Borrachitos, dulce mexicano
Cocina Delirante

Preparación de los borrachitos:

  1. Disuelve el azúcar en agua caliente. Cuando hierva agrega la fécula de maíz y la grenetina. Mezcla todo hasta que se disuelva por completo.
  2. Después, deja enfriar la mezcla. Cuando esté tibia añade el ron y
    alrededor de 10 gotas del saborizante que hayas elegido.
  3. Posteriormente, vierte la mezcla en un refractario grande, pero fíjate que quede de 1 cm de grosor. Mételo al refrigerador y espera una hora.
  4. Por último, ya que cuaje, corta los rectángulos y espolvoréalos con azúcar.

En lugar de ron, también puedes usar rompope o algún otro licor.

¡Sorprenderás a todos con este increíble dulce! Y si vas a Puebla, no olvides comprar los tradicionales borrachitos.

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.