AMT: Renata Zarazua, tenista mexicana por herencia

Zarazua amt 2018

Una de las tenistas mexicanas más emocionadas por participar es Renata Zarazúa, quien tiene en la sangre la pasión por este deporte ya que parte de su familia también ha practicado el deporte en distintos torneos igual de importantes.

Una de las fiestas deportivas más importantes del deporte blanco es el Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco que se realiza año con año desde 1993. Aunque en un inicio se celebraba en la Ciudad de México, en 2001 la gran fiesta mexicana del tenis se mudó al puerto de Acapulco donde este año festeja sus XXV años y una de las tenistas mexicanas más emocionadas por participar es Renata Zarazúa, quien tiene en la sangre la pasión por este deporte ya que parte de su familia también ha practicado el deporte en distintos torneos igual de importantes. En Más México te contamos un poco de su historia y de su hazaña por la edición 2018 del Abierto:

Pasión por el deporte blanco de familia

Renata Zarazúa es una de las tenistas con mejor desempeño en la semana del Abierto de Tenis en Acapulco durante estos días, ya que dio la sorpresa de avanzar a la segunda ronda al derrotar a la tenista Kristina Pliskova durante su enfrentamiento; sin embargo, su historia va más allá ya que su bisabuela Rosario fue Campeona Nacional de Primera Fuerza. Su tío abuelo Vicente jugó Copa Davis durante 9 años y formó doble con las leyendas Raúl Ramírez y Rafael Osuna, con éste último se colgó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos 1968. Su padre José Luis llegó jugó de manera profesional en México y su hermano Patricio Zarazua también pasó por este deporte durante 2013.

Fue en 2013 cuando su nombre apareció por primera vez en un ranking mundial ya que durante el torneo ITF Pro Circuit en Quintana Roo en ese año, accedió por primera vez a una final de torneo, aunque no logró ganar los 10 mil dólares en premios y los puntos para el WTA Tour, dio un gran paso en su carrera.

Inicio tapatío

Aunque nació en la CDMX, la familia Zarazúa se mudó a Guadalajara, donde Renata tocó una raqueta de tenis por primera vez a sus 3 años ya que su papá José Luis la llevó a que tomara su primera clase a pesar de que el profesor de tenis le dijo que era muy pequeña aún. Con el paso de los años, su amor por el deporte creció y en 2011 se convirtió en la líder del equipo mexicano que logró el 7º puesto en el Mundial Sub-14, en Prostejov. Además de estar con la selección en la Junior Fed Cup y ser singlista número uno de México en ese mismo torneo. Además, ha representado a México en la Copa Federación en la que ha jugado 10 eliminatorias y un total de 13 partidos de los que ha ganado cinco.

Abierto Mexicano de Tenis 2018

Su paso en el Abierto de Acapulco es importante ya que solamente tres mexicanas han conseguido pasar a la siguiente ronda y ninguna de ellas a logrado su paso a la final. Además, rompió la racha de seis años de que ninguna mexicana ganaba en el Abierto Mexicano de Tenis. 

Views:
48
Article Categories:
Noticias

Comments are closed.