Más México

Aculco, un pueblo labrado en cantera con raíces prehispánicas

Pocos lugares guardan en sus rincones increíbles estructuras arquitectónicas, junto con todo el esplendor de la naturaleza montañosa. Y Aculco, municipio ubicado en el altiplano mexicano, es uno de ellos.

Aculco, pueblo mágico, pertenece a la región de Jilotepec y se ubica en la parte noroccidental del Estado, limítrofe con Querétaro. Su nombre proviene del náhuatl y significa “en el agua torcida”. Es decir, donde el río da vueltas muy pronunciadas.

ACULCO
NTCD

Su tierra, tiene una edad milenaria. Pues alrededor del año 1.110 d.C. fue fundado por los otomíes. Más tarde, pasó a ser parte del territorio dominado por los mexicas, quienes vivieron en el años antes de que se fundara México-Tenochtitlán.

¿Te lo perdiste? “Playa Bagdad, la Costa Azul de Rigo Tovar”

La identidad a través de sus calles

Después de la conquista, Aculco pasó a manos de los españoles y en 1540, se fundó la primera parroquia del pueblo y el convento de San Jerónimo. Construcciones que hasta el día de hoy, se mantienen en pie y juegan un papel muy importante en la identidad de sus habitantes.

FOOD AND TRAVEL

Pero sus atractivos turísticos van más allá, pues resguarda montañas, peñas y casadas que te dejarán sin aliento. Tan sólo la cascada de la Concepción, una serie de caídas de agua de 25 metros de alto. Es un paisaje que ha moldeado por años el cielo de Aculco. Además, sus callejones y las paredes blancas que tiñen todo el pueblo son todo lo que necesitas para tomar fotos perfectas.

¡Todo lo que puedes hacer en Aculco!

Entre los lugares más emblemáticos de Aculco se encuentra la Plaza de la Constitución con su tradicional quiosco, el Palacio Municipal, los acueductos conocidos como “Los Arcos” y la presa Ñadó. Ideal para practicar montañismo, ciclismo extremo y escalada.

Por otro lado, los Lavaderos Públicos son una parada obligada. Pues son unos de los más grandes y antiguos que se conocen. Se dice que las mujeres otomíes llegaron a usarlos. Ya que, en ese tiempo un manantial cercano recorría el poblado y los lavaderos.

VISIT MEXICO

Por último y si eres amante del arte, visita la Parroquia y ex convento de San Jerónimo construida en el siglo XVI. La cual resguarda “la última cena” del famoso pintor novohispano Miguel Cabrera y otras piezas de pintores reconocidos mundialmente.

Por supuesto, tu visita no estará terminada si no te deleitas con unos sus escamoles, barbacoa, carnitas y jamoncillo.

¿Qué esperas para vivirlo?

FOTO PRINCIPAL: VISIT MEXICO

Bárbara García

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.