Más México

Achoque: parecido, pero no igual al Ajolote.

En peligro de extinción  

El achoque o también conocido como ajolote de Pátzcuaro, es una especie de anfibio caudado de la familia Ambystomatidae, de donde pertenecen también las salamandras y los ajolotes.

Es una especie endémica del Estado de México, en donde su único hábitat existente es en el lago de Pátzcuaro

Es una especie corpulenta de gran tamaño y su color por lo general es rojo violeta mezclado de pardo.

Junto al ajolote, el achoque son organismos con la mayor capacidad de regeneración celular entre los vertebrados.

Es por esto y tantas similitudes con el ajolote que les llaman “primos”

Estos, son capaces de regenerar sus miembros, incluso órganos internos, cuando estos son deteriorados.

Por ello, han figurado en el imaginario colectivo desde época prehispánica como figuras de leyendas y admiración.

Los purépechas honraron al achoque al hacerlo parte fundamental de su mitología y cultura.

Su antigüedad es de hasta 370 millones de años.

En la región purépecha se le conoce como achíjki que significa renacuajo.

Al achoque se le considera un animal sagrado, cuyo origen deviene directamente de la divinidad.

Al achoque se le han asociado fines curativos vinculados al tratamiento de vías respiratorias, curación de empachos y sofocamientos.

Sin embargo, estos fines curativos, han llevado a la sobreexplotación de la especie.

Aunado a esto, la lamentable contaminación del lago de Pátzcuaro la especie se encuentra en peligro de extinción.

Una congregación de religiosas de la región, comenzó a criar en cautiverio a esta especie para su conservación.

Son diversas las asociaciones que se han sumado a la conservación de la especie a informar sobre el achoque.

¿Conocías al primo del ajolote? Te invitamos a que nos compartas tus comentarios a través de nuestras redes sociales.

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.