Más México

¿500 años en degradarse el PET? ¡No más! checa lo que estos catedráticos de la UNAM crearon

Nuestro país se encuentra en una situación alarmante si de contaminación hablamos, ya que México está ubicado entre los principales consumidores de bebidas embotelladas en el mundo; cada año se desechan 90 millones de botellas, por esta razón el reciclado se convierte en un tema delicado y de vital importancia.

Esta situación llevó a José Guillermo Penieres, José Guadalupe García y Luis Antonio Martínez Arellano, académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, a pensar en una manera de degradar este material, de la forma más económica y sencilla, con la finalidad de reducir el desecho de PET, cuya degradación es de hasta 500 años.

Foto: @UNAM

Los especialistas, utilizan como catalizador una arcilla natural mexicana, material con el que se degrada químicamente el PET, para así lograr buenos rendimientos, ya que este puede contribuir a la fabricación de nuevos envases, creando un polímero llamado kevlar, capaz de resistir altas temperaturas y es cinco veces más fuerte que el acero.

Por otra parte, este proceso trae consigo un importante ahorro de energía, materia prima y recursos naturales. Sabemos que actualmente, es casi imposible dejar de producir y utilizar PET, uno de los termoplásticos más importante y consumido debido a sus propiedades: ligero, higiénico, transparente, hermético, resistente, no tóxico y no altera las propiedades del contenido.

La problemática real reside no en que el plástico sea un contaminante tóxico, sino en que no es un material biodegradable y su volumen de producción y acumulación en tiraderos ocasionan daños al hábitat, como sucede con la “Isla de Plástico”, ubicada en el Pacífico Norte, donde flotan más de 100 millones de toneladas de desechos, siendo el PET de los más abundantes.

Foto: El Periódico Guatemala

Actualmente, los académicos de la UNAM se encuentran estudiando el diseño de un reactor a nivel planta piloto para lograr degradar este material que posteriormente propondrán a la industria, y coincidieron en que la idea de generar menos residuos debe formar parte de la colectividad y no solo del ámbito científico. Así, la acumulación de éste dependerá de la sociedad y de la cultura que se inculque a futuras generaciones.

Ya lo saben, amigos, no dejemos todo en manos de la ciencia y ayudemos consumiendo menos botellas de plástico, y aprendamos a separar nuestros desechos para vivir en un mundo mejor.

 

También te puede interesar

¡Más y más plástico! La tierra grita y pide nuestra ayuda

¡No más popotes de plástico en Oaxaca, mejor carrizo!

¿Te gustó este artículo?

En Más México contamos con un gran equipo de profesionales que buscan llevarte a ti, la mejor información y contenidos más actuales de México de manera positiva. En estos tiempos difíciles, tu apoyo en muy importante para nosotros. Con tu aportación, sea cual sea el monto, nos ayudas a seguir mostrándote lo maravilloso que es este país. Y, al mismo tiempo, contribuyes a darle difusión a la gente que con su talento hacen un México mejor. Porque #TodosSomosMásMéxico #TodosSomosPepePérez #ConsumeLocal

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.