Más México
pueblos-fantasma-en-mexico

5 pueblos fantasma en México

Los pueblos fantasma en México son mensajeros de la Historia y mudos testigos que te invitan a viajar en el tiempo ¿Los conoces?

Los pueblos fantasma en México son uno de los principales atractivos que nuestro país ofrece a los amantes de lo sobrenatural, pero no todo en ellos es motivo de terror: el silencio de sus calles, sus plazas solitarias y sus edificios desgastados son mensajeros de la Historia y mudos testigos que te invitan a viajar en el tiempo ¿Los conoces? Te invitamos a descubrir estos 5 pueblos fantasma en México:

 

Ojuela, Durango

pueblos-fantasma-de-mexico

En pleno corazón de la Comarca Lagunera, al norte del estado de Durango, se encuentra el pueblo de Ojuela, una extinta comunidad minera que durante el México colonial ofreció ricas vetas de plata y oro. Fundado en 1598, tuvieron que pasar más de tres siglos para que las minas de Ojuela se inundaran, quedando inutilizables; al detenerse la explotación minera, los habitantes del pueblo optaron por simplemente abandonar el lugar, convirtiéndolo en una cápsula del tiempo atrapada en el desierto.

Dato curioso: el mayor atractivo turístico de Ojuela es su puente colgante, que fue construido entre 1892 y 1898 para transportar el mineral, y que fue restaurado en 1991. Cuenta con 318 metros de longitud y pende a una altura de 95 metros.

 

Guerrero Viejo, Tamaulipas

pueblos-fantasma-de-mexico

El pueblo de Guerrero fue alguna vez un próspero pueblo fronterizo ubicado entre los estados de Tamaulipas y Texas, casi a orillas del Río Bravo. El origen de este pueblo se remonta a mediados del siglo XVIII, fecha desde la que se mantuvo en pie hasta mediados de la década de los 40, cuando un acuerdo entre el gobierno mexicano y el estadounidense para la construcción de una presa que abastecería a ambos países, provocó que la población de Guerrero y comunidades aledañas tuviera que ser evacuada, ya que el nivel del agua las sumergiría. Los habitantes fueron reubicados en la actual Nueva Ciudad Guerrero, que desde 1953 reemplaza al que ahora es el pueblo fantasma de Viejo Guerrero.

Dato curioso: la iglesia de Nuestra Señora del Refugio es el principal atractivo del lugar, ya que es la estructura que mejor se conservó desde la inundación, y puede ser visitada cuando el nivel del agua se mantiene al mínimo.

 

Cerro de San Pedro, San Luis Potosí

pueblos-fantasma-de-mexico

Considerado como el lugar que dio paso a la fundación de la capital potosina, Cerro de San Pedro fue un rico pueblo minero ubicado en el corazón del estado de San Luis Potosí desde su fundación a mediados del siglo XVII, y hasta mediados del XX, cuando en 1948 una huelga derivó en el abandono de la compañía encargada de la explotación del mineral, así como en la paulatina salida del resto de la población. En la actualidad, habita menos de un centenar de personas en Cerro de San Pedro, quienes dependen del turismo relativamente constante.

Dato curioso: cuando en 1948 la compañía minera de Cerro de San Pedro abandonó el pueblo, decidió dinamitar las minas, cuya riqueza nunca quedó en claro si se había agotado o no.

 

San Juan Parangaricutiro, Michoacán

pueblos-fantasma-de-mexico

Al oeste del estado de Michoacán, enterrado bajo incontables toneladas de rocas volcánicas, se encuentra San Juan Parangaricutiro, cuya leyenda cobró vida en 1943 cuando el nacimiento del volcán Paricutín  obligó a toda su población a abandonar sus hogares de forma inmediata. Hoy en día, solo las ruinas de la iglesia de San Juan Parangaricutiro, que se elevan por encima de la gruesa capa de lava sólida, pueden contar la historia de este paisaje que nos parece tan espectacular, pero que nos recuerdan lo vulnerables que somos frente a la fuerza de la naturaleza.

Dato curioso: quienes dejaron atrás el Viejo San Juan, lograron establecerse en la cercana ex-hacienda de “Los Conejos”; aquí fundaron su nuevo hogar, el actual pueblo de Nuevo San Juan Parangaricutiro. Sus descendientes aún se dedican al turismo.

 

Misnebalam, Yucatán

pueblos-fantasma-en-mexicoUbicado al norte del estado de Yucatán, y muy próximo a la “ciudad blanca” de Mérida, Misnebalam es una localidad que en algún tiempo muy remoto albergó una de las haciendas henequeras más prósperas de la región; sin embargo, nunca tuvo más de 170 habitantes, número que comenzó a descender de forma drástica a partir de la década de los 80. En el año 2005, sus últimos habitantes decidieron abandonar por completo el sitio ya que, según ellos, los fenómenos paranormales con los que desde hacía años habían convivido, se habían vuelto insoportables.

¿Quieres saber más sobre éste y otros aterradores lugares en nuestro país? ¡Entra aquí!

 

Pueblos fantasma: entre el mito y la realidad

Hay rumores sobre el abandono de distintas comunidades, como el Mineral de Angangueo, Michoacán, que fue desalojado de forma parcial en 2010 a causa de un frente frío, así como de las fuertes lluvias e inundaciones de aquel año; sin embargo, hoy en día es una localidad que si bien tiene muy poca población, ha sido ascendida al grado de Pueblo Mágico. Asimismo, Real de Catorce, en San Luis Potosí, está catalogado como pueblo fantasma, pero en realidad no lo es en su totalidad, ya que es quizá el sitio más frecuentado del estado, con cientos de miles de visitantes al año y una población económicamente activa que depende de la afluencia turística; una situación similar ocurre con Mineral de Pozos, Guanajuato. En la actualidad, ambos son considerados Pueblos Mágicos.

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.