.
menu
close

Lo que no sabías sobre los endulzantes verdes, aprende a leer una etiqueta

Escrito el 11 febrero, 2017

endulzantes-naturales-aprende-a-leer-la-etiqueta

La oferta de endulzantes verdes apelan a la naturalidad pero en realidad muchos no lo son. En este texto te ayudamos a identificarlos y a no tenerle miedo a los sustitutos del azúcar.

La cultura de consumo de productos naturales y orgánicos ha tenido un crecimiento importante durante los últimos dos años, los consumidores preocupados por su salud y la de su familia han buscado alternativas alimentarias que no tengan repercusiones negativas en su salud.

Siguiendo esta corriente de conciencia y alimentación responsable, los sustitutos del azúcar juegan un papel crucial ya que el nuevo consumidor está decidido a cancelar su consumo de azúcar y también el de edulcorantes artificiales, ambos causantes de afecciones a la salud y con muchas calorías de por medio.

En este escenario nacen los endulzantes verdes, hechos a base de estevia que declaran ser una gran alternativa para el azúcar al no tener calorías y además sus fórmulas son naturales y no poseen los componentes químicos de los edulcorantes.

La oferta está llena de productos con empaques verdes, que apelan a la naturalidad pero en realidad no lo son. Muchos de estos productos contienen aditamentos de glucosa y químicos que no declaran abiertamente en su empaque o comunicación y logran engañar al público, ya que ninguno aporta un porcentaje de calorías nulo, incrementan el índice glicémico y tienen elementos químicos en su fórmula como la sucralosa.

Es importante que el consumidor aprenda a leer etiquetas. Te sugerimos considerar los siguientes puntos antes de elegir una marca de endulzante “natural” e invitar al público a reflexionar sobre las cajas verdes y sus promesas de naturalidad y contenido calórico falso:

endulzantes-verdes-aprende-a-leer-una-etiqueta

  1. Al leer la etiqueta revisar todos los componentes, no por tener un empaque verde y mencionar la estevia en su empaque el producto es natural.
  2. Revisa cuál es el nombre del producto, si dice “endulzante natural” entonces si es natural. Si dice solo “con stevia” y no dice “endulzante natural” Cuidado, no es natural ya que es una mezcla con químicos.
  3. En la lista de ingredientes si dice sucralosa, entonces no es natural
  4. Si el primer ingrediente en la lista de ingredientes es azúcar, entonces queda claro que lo que destaca más en este producto son las calorías.
  5. Todo lo que termine en “osa” es glucosa, tiene calorías y aumenta el índice glicémico
  6. La estevia es una hoja  de origen Paraguayo que se ha utilizado para endulzar en esta región durante siglos, pero el abuso en el consumo de la estevia completa está relacionada con ciertas afecciones a la salud como la infertilidad y daño a flora intestinal ya que no está limpia, es decir puede contener partes tóxicas. Es por ello organismos en salud solo autorizan los glucósidos de esteviol, que garantizan un alto grado de purificación, seguro para su consumo.
  7. Los glucósidos de esteviol son puros y cero dañinos, se obtienen a partir de una infusión de la hoja de estevia.

Antes de realizar una compra revisa bien la etiqueta, esto con el fin de no consumir un sobre amarillo disfrazado de verde. Si dice sucralosa, no es natural.

Lee también: 6 alimentos para mantener la belleza exterior


Lilia Garduño
@liliagardunov

Echa el chal con nosotros