.
menu
close

Huertos Urbanos, consume productos sin insecticidas

Escrito el 4 febrero, 2017

huertos-urbanos-en-la-cdmx

Un huerto urbano es un espacio limitado que se ubica dentro de la ciudad y donde se siembra una gran diversidad de plantas (medicinales, aromáticas, hortalizas y ornamentales). El principal objetivo es producir en casa nuestros propios alimentos.

¿Beneficios?

  • Incluir en la dieta alimentos con alto valor nutricional
  • Comer alimentos frescos y de temporada
  • Consumir hortalizas libres de químicos
  • Fomentar el trabajo en equipo y la integración familia
  • Promover la educación ambiental
  • Reciclar, reutilizar y reducir los residuos sólidos
  • Promover una alternativa de vida como terapia ocupacional
  • Reducir el gasto económico familiar
  • Aprovechar espacios pequeños
  • Conocer la procedencia de los alimentos
  • Incrementar los espacios verdes en la Ciudad

¿Qué necesitas para hacer tu huerto?

Para un huerto no es necesario comprar un gran número de herramientas, lo que compremos debe ahorrarnos esfuerzo, dinero y tiempo.

Ubicación

Considera el espacio disponible que tienes en casa, si el huerto estará en el interior puedes utilizar macetas, huacales, tubos de PVC o cualquier recipiente que sea resistente. Si el huerto va a estar en el jardín, delimita el espacio y toma en cuenta la orientación del sol.

Ubica el huerto en un lugar donde la mayor parte del día dé el sol (preferentemente por la mañana).

Evita colocar el huerto donde se acerquen las mascotas o donde existan corrientes muy fuertes de aire.

Si construyes el huerto en tu patio, se recomienda que quede cerca de una toma de agua.

Es importante saber qué sembrarás, por ejemplo: si siembras plantas con fruto como el jitomate, la calabaza, el chayote, el chile y la fresa, debes tener en cuenta que estos cultivos necesitan por lo menos seis horas de sol. Pero si lo que vas a sembrar son plantas que tienen hojas como la lechuga, la acelga, la espinaca o el cilantro necesitan menos horas de sol.

¿Qué sembrar?

Lo más recomendable es que inicies con hortalizas o plantas medicinales, ya que éstas son más fáciles de cultivar y con más resistentes, además el tiempo de crecimiento y maduración para que obtengas alimentos es relativamente corto.

¿Cómo sembrar?

Existen dos formas de sembrar: a través de la siembra directa de la semilla y la otra es indirecta en un almácigo o recipiente.

¡Ahora que lo sabes! Pon manos a la obra…


Lilia Garduño
@liliagardunov

Echa el chal con nosotros