.
menu
close

Don Hugo, así me dicen los clientes del Bar Báltico

Escrito el 8 febrero, 2017


“Uy, este bar fue uno de los primeros que abrió en León Guanajuato, masomenos tendrá unos 100 años de su fundación, primero estaba en la avenida principal; ahora estamos un poco más lejos, aquí en la 5 de Febrero, por los cambios y la modernización que ha tenido la ciudad”.

Amo mi trabajo, entro desde las 9 de la mañana y salgo como eso de las once de la noche, desde hace 20 años, mi trabajo no sólo es ser mesero o cantinero, soy amigo de todos los que vienen a echar un trago. ¿Cómo llegué aquí? Bueno, pues un tiempo viví en Estados Unidos, la verdad es que me iba bastante bien hasta que me enfermé, la enfermedad me hizo regresar, pero la vida siempre es justa y me colocó en este maravilloso lugar.

¡Le hago a todo, pues hasta me meto a la cocina a echarle la mano a la señora con las botanas!

Si vienen entre semana hay un menú para todos, a veces se piensa que en las cantinas muy viejas, como esta, sólo vienen los señores a tomarse unas cervezas, pero el concepto del Báltico es familiar.

don-hugo-asi-me-dicen-los-clientes-del-bar-baltico-

Aquel barco que ve, se lo regaló el Presidente Fox al hijo del patrón, en aquel entonces trabajaban juntos, y pues los presidentes no conservan las baratijas y se lo dio. Ahora lo tenemos aquí y es una de las tantas reliquias que los clientes pueden ver dentro de este lugar.

Si te contara, tengo muchas historias, aquí he visto de todo, una vez venía un grupo de personas, así como ustedes, comenzaron a ordenar y un señor me llamó, “a ver venga para acá”, pues me acerqué y me dijo, “quiero que nos atiendas” y me extendió 200 pesos, “aquí está tu propina adelantada”, le contesté que no podía quedarme ahí parado toda la noche, pues  los fines de semana son los más pesados para mí y ando vuelta y vuelta. Además solo quería que estuviera como estatua atendiéndolo a él. 

Debió ver, el hombre aquel se puso como loco, me insultó, me trató, ahora sí, que con la punta del pie… Y como le digo, tengo años de trabajar aquí, y toda la gente me conoce, y pues mis amigos salieron al quite, yo me le puse al tú por tú, y le dije que nos saliéramos a arreglar el incidente. Debió ver su rostro pálido, ya no me contestó nada y al ratitito se fue…

“Así es esto de lidiar con los clientes, hay de todo”

El otro día venía un muchacho crudo que tenía que ir a trabajar, y pues yo siempre les recomiendo algo que les haga bien, no es como en otros lados que te dan algo para curártela y sales más pedo. Como la famosa piedra que combinan todos los alcoholes para “según” bajártela. Yo le ofrecí un trago por el que ahora vuelve cada vez que necesita recuperarse.

… Probé aquel trago amargo, un sabor tan peculiar que me hizo darme cuenta del por qué aquel hombre había olvidado la terrible cruda.

Si quieres conocer la historia de Don Hugo, el Bar Báltico debe ser una parada obligada en tu siguiente visita a León Guanajuato.

Arma tu recorrido por las cantinas más emblemáticas de esta ciudad con Luces Mexicanas; encuéntralos entrando aquí. 


Lilia Garduño
@liliagardunov

Echa el chal con nosotros